INICIO

MIÉRCOLES | 5. DEL FUTURO

Historia: Miércoles - Capítulo: 5 de 9999

Este capítulo va muy deprisa.

Más deprisa que una máquina del tiempo.

Yo venía de la playa, y me metí ahí detrás de los árboles.

Y estaba allí un tigre blanco muy grande, buscando comida.

Obviamente tuve que salir corriendo, porque para los tigres yo siempre he sido una persona apetitosa.

Empecé a correr con los pies descalzos pisando ramas y piedras.

Pero estoy acostumbrado.

De repente pasa lo de siempre, que hay allí un ascensor rojo muy grande y sucio.

Me meto corriendo y pulso la tecla del ocho, para ir lo más lejos posible.

Tic, Tic, Puuuf, Lab, Tap, Map, Wech, Whuch!

Y después de todos esos ruidos y sonidos, la cosa se pone más interesante que nunca.

Me tiemblan las piernas de forma anormal.

De repente el ascensor ya no está sucio, sino muy muy super mega limpio.

Al salir del ascensor me doy cuenta de que estoy en el futuro.

Eso es muy fácil saberlo porque sí, porque nadie puede adivinar el futuro.

Y como yo estoy aquí, pues ya me he dado cuenta de que no es para nada lo que yo me imaginaba.

Así que bueno, me limito a caminar para explorar la zona.

Sigue habiendo hamburguesas y música, así que no hay nada que temer.

Se me ocurre la brillante idea de buscar todas las películas de los últimos años, para llevármelas todas a mi época y abrir un cine con películas del futuro.

Eso lo hago yo muy rápido.

Ya lo he hecho.

Ahora que tengo una buena colección, ya no tengo nada que hacer, porque la verdad es que el futuro no es mi ambiente.

Me voy de vuelta al ascensor, pero antes de entrar me encuentro con una señorita muy bonita que tiene mi edad.

Le digo:

_Hola señorita.

Ella dice.

_Hola señorito.

Y seguimos hablando.

_Soy del pasado, ¿quieres venir a mi época?.

_Sí, claro.

_Pues acompáñame.

Entonces nos montamos los dos en el ascensor rojo limpio.

Le doy a la tecla del uno para volver y mira qué bien.

Ascensor sucio.

Puerta.

¡Tigre!

La señorita del futuro tiene un don especial que es el de bloquear el tiempo en una micro-zona del espacio.

Bueno, pues el caso es que el tigre se queda parado justo cuando estaba saltando para comerse mi cara.

Nosotros atravesamos el bosque y vamos a la ciudad para abrir un cine con mis películas del futuro.

A la gente le gustan mucho los efectos especiales del futuro, así que seguro que va a ser perfecto.

Siguiente capítulo: Salamarkesa está escribiendo... vuelva el miércoles próximo.