INICIO

¿CÓMO FUNCIONA UNA PANTALLA TÁCTIL? | EXPLICACIÓN FÁCIL

El menú del día de hoy consiste en saber un poco más sobre estas pantallas que están tan de moda.

Antes, las pantallas táctiles solo se usaban en cajeros automáticos, pero ahora están por todos lados.

Las encontramos en el televisor, en el coche, en la cafetera automática y a veces hasta en el frigorífico.

¿Alguna vez te has preguntado qué tienen estas pantallas para que funcionen?

¿Cómo es posible que sepan dónde ponemos el dedo?

Impresionante.

Información sobre pantallas táctiles

¿Qué es?: Un periférico que actúa como mensajero entre el usuario y el dispositivo en el que se encuentra.

Objetivo: Permitir al usuario comunicar órdenes al dispositivo.

Funcionamiento: Consisten en un dispositivo que va asociado a la pantalla y que reconoce la posición exacta del contacto con esta, usando diversas técnicas. Según las técnicas empleadas para detectar las coordenadas de contacto, podemos distinguir distintos tipos.

Tipos de pantallas táctiles

Según la tecnología que utilizan, existen cuatro tipos principales.

Infrarrojos: Es el tipo más antiguo, y básicamente consiste en un marco que contiene emisores y receptores de rayos infrarrojos a cada lado del marco, de forma que se crea una matriz con rayos que se cruzan de forma horizontal y vertical. Al interrumpir una combinación de rayos vertical y horizontal, el dispositivo reconoce en qué zona se ha tocado.

Onda acústica superficial: Son similares a las de infrarrojos y también funcionan con un marco lleno de emisores y receptores. Pero en lugar de usar ondas infrarrojo, se usan ondas acústicas (no percibidas por el ser humano). Al hacer contacto con el dedo este absorbe parte de la energía, por lo que se puede medir la posición del dedo conociendo cuánta atenuación se ha producido en la onda.

Resistivas: Fue el tipo más usado en dispositivos móviles, aunque cada vez se usan menos. Su funcionamiento se basa en dos capas con capacidad de conducir electricidad que están muy muy cerca, pero sin tocarse. Al presionar sobre ellas, se tocan ambas capas y el dispositivo reconoce mediante ingeniería eléctrica dónde se ha producido el contacto.

Capacitivas: Son las más interesantes porque dejan pasar mejor la emisión de luz en la pantalla y la imagen es más clara. Consisten en una capa que se coloca directamente sobre la pantalla, y un campo eléctrico uniforme generado en cada una de las cuatro esquinas. Al hacer contacto con el dedo, se produce una pequeña descarga eléctrica desde cada una de las esquinas. Conociendo la distancia hasta el contacto desde cada esquina, se conoce exactamente la posición del contacto.

Otros datos sobre pantallas táctiles

Sol: El sol no es muy amigo de este tipo de pantallas, y una exposición prolongada provocará que esta deje de funcionar, muy probablemente.

Suavidad: No es necesario golpear la pantalla para que el dispositivo funcione adecuadamente. Si lo que estás haciendo no reacciona, más probablemente sea por un bloqueo interno del dispositivo que por la capacidad de reconocimiento de la pantalla. Golpeando más fuerte solo conseguirás romperla. Paciencia.

Limpieza: Es recomendable apagarlas y esperar a que se enfríen antes de hacerlo. Y no se deben usar productos químicos, porque podría dañarse. Lo mejor es hacerlo con un trapito suave y algo de agua.