INICIO

DEFINICIÓN Y DIFERENCIA ENTRE PROCESOS REVERSIBLES E IRREVERSIBLES

Cuando hablamos de un proceso termodinámico, hablamos de cambios en el estado del mismo.

Véase el artículo: Estados termodinámicos y variables de estado.

Según los cambios de estado producidos, tenemos un tipo de proceso u otro.

Proceso irreversible

Cuando escupes en un río, tu saliva se dispersa en las aguas y se va nadando hasta despedazarse de forma que cada ínfima parte pasará a dedicarse a cosa hasta el resto de los tiempos.

Pero nunca sucede al contrario.

La saliva dispersa no se reagrupa y salta del agua a tu boca, ¿verdad?

Pues eso es lo que se llama un proceso irreversible.

No se puede producir marcha atrás de forma natural.

Proceso reversible

Un proceso reversible es el que sí se puede revertir.

Por ejemplo aumentar de forma controlada la presión en un litro de cerveza.

Podemos teóricamente volver a deshacer el proceso marcha atrás.

Pero este tipo de procesos no son naturales.

Para conseguir un proceso reversible tendríamos que dividir el proceso completo en infinitos pasos, de forma que cada uno de esos infinitos pasitos es un estado de equilibrio termodinámico.

Así el proceso sería una sucesión de infinitos estados de equilibrio totalmente controlados, que podemos hacer y deshacer en cualquier momento.

Eso no es un proceso real

Nosotros sabemos que el equilibrio termodinámico es el estado en el que el sistema está calmo y tranquilo.

No tiene ninguna voluntad ni necesidad de cambio espontáneo.

Alcanzar este estado necesita su tiempo, puesto que el sistema, para alcanzar su equilibrio termodinámico completo, tiene que equilibrarse tanto térmica como mecánica y eléctrico-magnético-filosófico-químicamente con su entorno.

Entonces, si tenemos que pasar por infinitos estados de equilibrio para llevar a cabo un proceso reversible, hay que esperar también un tiempo infinito.

Esto es una cosa muy rara y quizás absurda, pero se hace útil en el cálculo teórico de los asuntos termodinámicos.

Y se hace necesario para representar los procesos termodinámicos gráficamente, puesto que una representación gráfica continua, contiene información sobre cada uno de los infinitos puntos.

Y en un proceso irreversible no se tiene información sobre cada uno de los infinitos puntos.

Porque entre punto y punto podría estar pasando cualquier cosa.

Y ahí está la utilidad del concepto.

Para caminar desde lo teórico reversible a lo real irreversible.

Y para comprender ambos.

Seguir aprendiendo

Índice: Aprender Termodinámica online.

Siguiente: Máquinas térmicas y el ciclo de Carnot.