SALAMARKESA.com

CRÉDITOS, COPYRIGHT, CONDICIONES DE USO, COOKIES Y PRIVACIDAD

En un irónico descumplimiento con el cumplimiento del reglamento de las reglamentiras complementarias mixtas y ajo encebollado, se comunica que esta introducción es meramente decorativa.

Aviso Legal:

El uso o la utilización de mis propios contenidos presentes en esta web es totalmente libre y puedes hacer con ellos lo que quieras, porque ibas a hacerlo de todas formas.

Ya encontrarías un hueco legal lleno de vacío para justific-arte :)

Pero queda más elegante si yo te doy permiso.

De todas formas, quede bien claro que yo (id est. el autor de este sitio. id est la Salamarkesa punto com – en adelante, el SITIO.) no soy el propietario explícito ni tengo autoría sobre todas las cosas que aquí se presentan, por lo que en caso de usar alguno de los contenidos o elementos del SITIO debes hacerlo bajo tu propia responsabilidad.

¿Quién soy y qué hago?

Soy una temporal criatura del género Homo Sapiens Sapiens (o eso supongo) que organiza una serie de elementos (preposiciones, conceptos, ideas, colores…) que ya existían y los re-utiliza y re-crea y a partir de ellas/ellos/ellus/ellis pues tiene nacida todo lo que intenta ser este sitio.

Las imágenes

Las imágenes de la web son tomadas de un repositorio con fotografías de dominio público que a día de 15 de diciembre de dos mil 16 (15 de diciembre de 2016) se llama(ba) Pixabay. Agradezco la calidad fotográfica de sus autores pero me parece una pérdida de tiempo y sobre todo un adorno estético horrendo tener que citar al autor.

¿Por qué?

Porque aún defendiendo que haya que valorar todo trabajo positivamente creativo, me parece que una persona del día a día que quiere leer un artículo de patatas no le importa en absoluto si fue Harry Potter o Spiderman quienes tomaron la foto decorativa. [Por supuesto que tengo que mencionar que tanto Harry Potter como Spiderman son marcas registradas por sus respectivas entidades, y no es intención de ofensa el mencionarlos aquí.]

Con todo y con eso, algunos autores que me han sorprendido y que considero dignos de mención:

Comfreak: Ver en Pixabay.

En cualquier caso, existen métodos de búsqueda inversa de imágenes, por si alguien realmente está interesado en conocer al autor de alguna imagen en concreto.

rhea-bird-408648_1280

Reflexión: ¿Dónde ha dicho el fotógrafo en su foto que este pato ha dado consentimiento para ser fotografiado?

Además.

Por la misma regla de tres y de cuatro, habría que citar a todos los ingenieros y pensadores que han hecho posible el desarrollo de las cámaras fotográficas.

No todo es hacer la foto, una parte grande del asunto es que la cámara haya funcionado.

También hemos de agradecer a los artistas que han inventado las pantallas y a los millones de años de evolución que han hecho posible que tanto las fotos como la biología necesaria para su visualización sean posibles.

Resultaría absurdo y muy ineficiente caer en la cascada de menciones y menciones y menciones.

No obstante, si por casualidad del destino alguien desea ser mencionado en alguna zona de la web o reclamar algo, tiene a su entera disposición un formulario de contacto.

Atención:

Los datos enviados a través de dicho formulario de contacto no son almacenados en ningún sitio. Solo se envían directamente mediante e-mail. Y antes de tener que pasar por el arco, si un usuario no quiere que su nombre quede registrado en alguna memoria de alguno de los servidores por los que pasa la información hasta llegar a mi buzón electrónico, pues puede irse a usar otro servicio.

Porque uno no puede exigir una ducha y exigir (de manera simultánea) no mojarse al mismo tiempo (valga la redundancia [porque sin redundancias este texto no sería suficientemente enreversado y por ende este texto no sería tan legal como debe ser]) y no es que yo ponga esa norma, es que es una Contradicción.

Los textos

Los textos que escribo en esta web y que por tanto están visibles en esta web están constituidos en un 97% aproximadamente de idioma castellano / español, inventado con la colaboración de un montón de millones de personas a lo largo de muchos años.

El otro 3% son palabritas que de forma curvístico-semántica-mente me invento -basadas en lexemas ya existentes- para darle suavidad descriptiva a las escenas textovisuales.

De alguna forma tendrá que progresar el lenguaje, ¿no?.

Se escriben usando un teclado u otro, inventado por un montón de artistas.

Los dedos que pulsan el teclado son míos o son de la madre que los parió – aunque también son del padre que parió a la madre que los parió, y de la madre del cerdo ibérico que parió la carne de cerdo que alimentó a quien parió al mencionado padre – depende del punto de vista.

Y se muestran en pantalla gracias al dinamismo eléctrico de la electricidad y sus siete alrededores.

Nota: siete por decir algo, es mera decoración semántica - evíntense pajas mentales.

Las letras empleadas/usadas pertenecen al alfabeto latino, y la verdad es que no sé quién se lo inventó.

Pero para que quede claro, tiene todos sus derechos reservados.

No es mi objeto apropiarme de las letras del alfabeto latino.

¿Extremizando?

Sí.

En la dirección opuesta.

Para reflejar el contraste.

Cookies

Esta web usa cookies a través de ciertos servicios de terceros, como por ejemplo Google Analytics, que sirve para llevar a cabo un registro de estadísticas de tráfico web.

En ningún momento se recopila información para usarla con fines dañinos ni nada por el estilo.

Pero si visitas esta web, tienes que aceptar que pueden recopilarse cookies.

Si de verdad una persona quiere pasar desapercibida puede comprarse un libro y leerlo en alguna cueva, como en los viejos tiempos donde paradójico-sarcásmico-irónicamente todo era mejor y menos complicado.

Hay una ley que obliga a decir esto: "Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si usas esta web estás de acuerdo.".

Todavía no entiendo muy bien cómo esta ley ha llegado a ser ley at all.

Desde mi libertad expresiva, es una soberana tontería.

El equivalente sería impulsar una ley que obligue a los vendedores de coches a notificar al cliente de que el coche tiene ruedas.

Y esa notificación debería ser tan intrusiva y técnica como para que un usuario normal no sepa ni por qué ni para qué.

Pero bueno, seguro que hay un excelente y maravilloso motivo para que así haya debido ser.

Y para cumplir la ley vamos a decir todo lo que hay que decir:

¿Qué es una cookie?

Una cookie es una pequeña información guardada en el navegador del usuario y al que el administrador de esta web puede tener acceso.

Con palabras fáciles de entender, que es como especifica la ley que hay que explicarlo, una cookie puede definirse de estas formas alternativas:

Otra cosa que hay que especificar es el tipo de cookies empleadas.

Para que no tengas ninguna duda, se usan todos los tipos de cookies habidos y por haber.

Si se define uno nuevo, ese también lo uso o me reservo el derecho a usarlo y el usuario me da su autorización al visitar esta web.

Si un usuario no quiere permitir las cookies, tiene opciones para desactivarlas desde su navegador. Obviamente dependerá del navegador que use el tener que seguir un procedimiento u otro para desactivarlas.

La finalidad de las cookies es la de toda la vida común normal y estándar del mundo mundial. Tranquilo que no voy a salir de pobre guardando galletas en tu navegador. No hay que alarmarse.

Tecnificado: La finalidad de las cookies usadas en esta web es el uso del servicio externo Google Analytics ya mencionado, y la personalización de la interfaz de usuario recordando preferencias de elementos que quiere y no quiere mostrar.

Bien.

Condiciones de uso

Mi consejo es que uses esta web para aprender y leer cosas, o para mirar los colores, inspirarte.

Puedes imprimir las cosas en un DIN A4 y limpiarte el moquillo o también puedes abrir la web para contar las letras que aparecen en la pantalla.

Pero siempre bajo tu propia responsabilidad.

Por supuesto, yo escribo lo que considero oportuno y cierto, aunque a veces podría equivocarme, como todos.

Por eso, deberías contrastar la información antes de proceder a tomar una acción de vida o muerte que dependa exclusivamente de la información que yo aporto, en cualquiera de las secciones de todo el dominio Salamarkesa.com y cualquier adjunto externo que pueda estar asociado al mismo.

¿Estás de cachondeo?

Ah, pues no lo sé.

Cuestión de puntos de vista, dependiendo de cuántos puntos tenga la vista.

El tanto mucho por ciento de las webs que existen usan una hoja de aviso legal que es sí que no es no un copia-pega de algún referente conocido.

Si ellos lo hacen, yo también, así me curo en salud.

Permítaseme inzertar akí unas pokas de fartas de oltograffía, porke sí.

Pero no, ya en serio, aunque antes también, esta web es bastante humilde y sencillita.

No es que la ley me parezca innecesaria, pero un poquito de adaptación a los nuevos tiempos que corren no nos vendría nada mal.

En ninguna de mis palabras me estoy mofando del usuario real que visita el sitio, sino del concepto de Usuario que sirve como bote para encerrar todas las posibles culpas que puedan llover sobre nuestras acciones.

Esto me lo tomo muy en serio para cumplir la ley al pie de la letra.

Todo el mundo sabe que la casilla de “Acepto los términos y condiciones de uso” no se la lee nadie (quien sea la excepción que sepa que la excepción cumple la regla). Y el caso tiene dos motivos principales:

Si la ley está hecha para proteger al usuario, ¿no debería de empezar por contemplar métodos más sencillos y pragmáticos?.

Aquí se habla de ideas y de conocimiento. También.

He intentado hacer un aviso legal sincero y realista.

Si en algún momento se considera que he robado o incumplido alguna ley fundamental de alguna cosa, hágaseme saber por favor con la mayor celeridad posible, a través de este formulario de contacto, y yo procederé con todos los medios de los que dispongo para solucionar el caso.

Si hay algún vacío legal que no haya quedado absoluta y tajantemente claro, como la semántica de la proposición precedente, puede el usuario hacer un uso voluntario del sistema de comentarios que aparece más abajo (o más arriba, según cómo el usuario haya decidido leer la Presente.).

Este texto legal puede cambiar en cualquier insta-momento de la dimensión temporal. Yo mismo me reservo el derecho de forma explícita (a hacerlo).

Es responsabilidad del usuario estar bien informado y revisarlas – las condiciones de uso y política de privacidad mostradas en la Presente – cada vez que vaya a visitar este sitio (el SITIO) en el Futuro.

¿Cómo va a abrir un usuario el índice sin saber si hay nuevas condiciones de uso?

En consecuencia, es obligatorio acceder a este documento antes de acceder al índice o a cualquier artículo.

De hecho/echo/exo/jexo (en todas sus variantes, por si acaso), los buscadores están todos mal, porque te llevan al artículo directamente sin antes pasar por las condiciones de uso.

En resumen: aquí no hay nada dañino, solo palabras de ciencia y de reflexión. Si algo no resulta de agrado estoy abierto a modificarlo para que resulte de agrado.

Sea tranqulidad y armonía.

Aviso legal más legal todavía

En salamarkesa (el SITIO) reconocemos la privacidad de tu información personal como algo muy importante. En este documento encontrarás información sobre el tipo de información personal que recibimos y almacenamos cuándo utilizas y visitas salamarkesa.com. Ten en cuenta que, en cualquier caso, nosotros nunca cedemos ni vendemos tu información personal a terceros.

Archivos de registro

Al igual que la mayoría de sitios web, recolectamos y utilizamos datos contenidos en los archivos de registro del servidor. La información de estos archivos pueden incluir tu dirección IP, el proveedor de servicios de internet, el navegador que has utilizado o el tiempo que has estado navegando por nuestra web.

Cookies

En salamarkesa.com utilizamos cookies para almacenar información de los usuarios y recordarla durante su navegación por nuestra web. Las cookies se almacenan en tu ordenador (no en nuestros servidores) y guardan información anónima sobre tus preferencias cuándo visitas nuestro portal. Por ejemplo, guardamos en una cookie si has aceptado o no el uso de cookies, de esta forma podemos saberlo y así no te seguiremos mostrando el mensaje sobre el uso de cookies.

Cookies de terceros

Además de las cookies propias mencionadas anteriormente, utilizamos las siguientes cookies de terceros:

Google Analytics

Google Analytics es un servicio de estadísticas web ofrecido por Google que nos permite saber, por ejemplo, cuántas visitas recibimos al día o de que país nos visitan más. Google Analytics utiliza cookies para diversos fines, por ejemplo, para diferenciar si un usuario es la primera vez que visita salamarkesa.com o nos ha visitado con anterioridad. Puedes la política de privacidad de Google Analytics y el uso que hace de la información recogida en https://www.google.es/intl/es_ALL/analytics/learn/privacy.html.

Cookie DoubleClick y Adsense

En salamarkesa.com utilizamos la red de publicidad Google Adsense. La cookie DoubleClick es utilizada por Google en los anuncios servidos en cualquier web asociada a la red de publicada Adsense o que participe en la red de redes publicitarias certificadas de Google (Google certified ad networks). Cuándo un usuario visita cualquiera de estos sitios web y ve o hace clic sobre un anuncio, una cookie puede ser almacenada en su ordenador.

La cookie DoubleClick permite a Google y sus socios servir anuncios a los usuarios en base a las visitas anteriores a salamarkesa.com o en base a su visita a otros sitios web que utilicen también la cookie DoubleClick.

Si quieres deshabilitar el uso de la cookie DoubleClick para anuncios basados en interés puedes visitar las preferencias de anuncios de Google o en aboutads.info, dónde además podrás deshabilitar cookies de terceros de forma individual.

Disqus

En salamarkesa.com utilizamos el sistema de comentarios Disqus. Este sistema utiliza cookies y puede solicitar información como nombre o dirección de correo electrónico. Ten en cuenta que salamarkesa.com tiene acceso de lectura a estos datos y guarda una copia en ficheros automatizados albergados en nuestros servidores pero no tiene acceso a modificación o eliminación de estos datos de los servidores de Disqus. Puedes ver los términos de uso de Disqus, su política de privacidad y el uso de cookies de Disqus en http://help.disqus.com/customer/portal/topics/215159-terms-and-policies/articles.

Desactivación de cookies

Puedes desactivar las cookies de forma global o selectiva a través de la configuración de tu navegador de internet o mediante el uso de programas de privacidad y seguridad, por ejemplo Norton Internet Security o AVG Internet Security. No obstante, esto podría afectar la forma en la que interactuas con nuestro sitio web así como con otros websites.

Próxima publicación:

Título: "Cómo comerse un secreto ibérico sin cocinarlo"

Se publicará en: 25875h 28m 03s

Álvaro N. Franz
Mensaje del autor: Hola caracol navegante de internet. Espero que hayas encontrado lo que buscabas. Yo soy el autor de este sitio, y sería una idea genial si me invitas a una hamburguesa.