Salamarkesa

ADAPTACIÓN | SOBRE SENTIRSE BIEN

La circunstancias están ahí.

A veces pueden cambiarse y a veces no.

Es entonces cuando decimos que la situación es una porquería.

Y es entonces cuando entra en juego la palabra adaptación.

Adaptarse

Cambiar no el tablero de juego, sino la forma de enfrentarnos al mismo.

Adaptarse supone sacrificar hábitos y formas de hacer, sustituyéndolos por otros nuevos.

“Si esperas resultados distintos, haz algo nuevo.”

Los casos extremos

Por supuesto, las ideas son fáciles.

Lo difícil es que siempre sean realistas.

Siempre ha sido así.

Pero eso no impide que la mayoría de los problemas de la población del mundillo moderno se puedan resolver con un simple cambio de perspectiva y actitud.

El propósito de este artículo

Repetir una cosa que ya sabemos:

En la mayoría de los casos, para sentirse bien solo hace falta una cosa: querer sentirse bien.

Algunos ingredientes importantes

Partir de lo que se tiene y se sabe para obtener lo que se quiere.

Esforzarse en aprender lo que sea si es necesario.

Discernir lo que es una necesidad de lo que es un capricho.

No compararse con otros, cada uno tiene su realidad.

No parar de avanzar. Sentado no se llega a ningún sitio.

El alimento más importante es la motivación.